martes, 3 de noviembre de 2015

Disfrutando de mis últimos días

Llevo tiempo sin subir nada aunque he ido escribiendo aparte, tanto la crónica como otras cosas que compartiré pronto. Empieza ahora una cuenta atrás hacia un destino al que no quiero regresar...


Lunes 12 de octubre 
Aparte de un aviso de que hay muchos tiburones cerca de la orilla, nada más que destacar... habrá que tener cuidado, aunque estos no sean de los que atacan al ser humano. 


Martes 13 de octubre 
Ya sé que en España hay muchas supersticiones en esta fecha pero aquí no :)! 

Después de una mañana de clases, decido coger un bus que me llevé a North Beach, pero realmente más al norte, así que bajo en la 85th (a saber que la escuela está en la 25th). Allí, decido emprender mi camino andando hasta la escuela, con tranquilidad, mirando lo que tiene que ofrecerme esta parte de la isla... y me encuentro con un verdadero paraíso en la tierra: playas de arena fina y casi blanca, un mar de cien azules diferentes, casetas de diferentes colores, la playa bordeada por dunas y parques con una increíble variedad de plantas y de fauna. En resumen, se respira una tranquilidad y una paz que difiere muchos de lo que South Beach nos ofrece. ¡Ya podéis imaginaros cuántas fotos he hecho! 


Voy bajando hacia la escuela, alternando entre playa y Collins Avenue: unas 5 millas en línea recta, o sea que bastante más para mi, pero ha valido la pena! De hecho, lo próximo será bajar del bus un poco más arriba, en Surfside, y volver caminando por la playa. Estaba claro que en un momento dado se tenía que poner a llover, pero, por suerte, ha sido poco (aunque un coco estuvo a punto de caerseme en la cabeza). Mientras vuelvo, veo un supermercado del que he oído hablar, así que entro. Hace cuatro años y medio que no he entrado en un super americano y la verdad, es toda una experiencia si quieres sorprenderte cuando estás acostumbrado al “formato” europeo: 6 tipos de ketchup (estos, son los botes del mismo tamaño, luego tenemos lo mismo pero en formatos cada vez más grandes), un pasillo exclusivo para patatas fritas (también de todo tipo), mermeladas de sabores que no te esperas, y claro, como llega Halloween, calabazas por todas partes. 


Por la noche, cena con compañeros pues una se irá el viernes, y luego vuelta al Automatic solo durante un rato: mis piernas necesitan descansar un poco. 


Miércoles 14 de octubre 
Cada miércoles por la noche, echan una película gratis en Washington Ave, bastante cerca de la escuela, así que fuimos a ver cine “a la americana”, tumbados en el césped del parque y viendo “Cast Away” (Náufrago). 


Jueves 15 de octubre 
Día por lo menos extraño, pues vamos a clase y, como nuestro profesor no se siente bien, se tiene que ir a casa y seguimos la clase solos, como adultos, haciendo ejercicios en el libro. El coche del segundo profesor que teníamos que tener se ha estropeado en la autopista así que no tenemos clase. Aprovecho para acabar un par de cosas en nuestras “e-clases” (por internet) y ¡ya está! Mi día de clases ha acabado.

Por la noche, fuimos a jugar a bolos con amigas suecas y nos lo pasamos francamente genial - hasta conseguí hacer un Strike! 


Viernes 16 de octubre 
What a rainy and stormy day in Miami Beach today!... así que habrá que cambiar los planes de ir a la playa. En fin, después de clase, me voy a la cafetería como de costumbre, donde, después de resbalar en algo que se encuentra en el suelo, me caigo y sigue una bajada de tensión. Definitivamente, no voy a salir hoy e intentaré descansar. 


Sábado 17 de octubre 
Hoy Sergio está viajando hacia Miami, se supone que su avión tiene que aterrizar sobre las 8 de la noche. Iré a buscarle pero tengo el día libre para hacer algunas cosas. Aunque con unos minutos de retraso, ha llegado, con maleta y pasando con éxito el control de pasaportes. Llegamos al hotel sobre las 10 de la noche. 


Domingo 18 de octubre 
Estas dos semanas para Sergio no sólo van a ser vacaciones así que tengo que enseñarle como se puede desplazar en esta gran ciudad. Cogemos un autobús temprano por la mañana, dirección Miami Downtown. Le enseño también cómo coger el metromover, aprovechamos para dar un paseo por Brickell, Mary Brickell Village y Bayside, donde, evidentemente, pasamos por la tienda Bubba Gump y el Hard Rock Café. ¿Cuánto tiempo habremos pasado allí? Pues ni idea, pero fotos a la chaqueta Thriller de Michael si que hemos hecho! También vemos el Arena American Airlines, donde juegan los Heat Miami y Bayfront. 

Al regresar a Miami Beach, aprovechamos para dar una vuelta de noche por Ocean Drive... muy colorido, luminoso y ruidoso. 


Lunes 19 de octubre 
Dado que no tengo clase por la mañana, vamos a dar una vuelta por Collins Avenue, Washington Avenue, Española Way y Lincoln Road, así le enseño también a Sergio lo básico de Miami Beach para que pueda moverse allí con más facilidad. También reservamos una escapada a Orlando: Disney Magic World, ¡allá que vamos! Por la noche, primera experiencia de Sergio en un supermercado americano, donde descubre el tamaño de cosas tan interesantes como el ketchup! 


Martes 20 de octubre 
Después de clase, hemos quedado en encontrarnos en la Central Station de Downtown. De allí, cogemos un Miami Trolley que nos acerca a Coral Gables, donde Sergio tiene una entrevista. Nos acerca, si, pero aún tenemos que caminar bastante. Aprovechamos para ver lo que tiene este barrio, muy español, que ofrecernos, pasando por Miracles Mall y Coral Way donde nos quedamos boquiabiertos a cada paso que damos: ¡unas casas! Llegamos finalmente al restaurante-tienda “Delicias de España”, donde conocemos al dueño y a su esposa. Sergio tendrá que volver mañana pues han quedado en hablar de nuevo y hacer una prueba. Ya ha anochecido y volver por el mismo camino por el cual hemos venido es impensable, así que experimentamos otro medio de transporte de Miami después de coger un autobús: el Metrorail. Llegamos así al centro, sólo nos queda tomar otro autobús para llegar al hotel. 

Miércoles 21 de octubre 
Como cada miércoles, día intenso de clases hoy. Sergio se ha ido de nuevo hacia el restaurante español y hemos quedado en ir a la playa por la noche a caminar. Cogemos dirección norte, pues hay tanto viento que hacia el sur, hay mucha gente haciendo kite surf. Las olas del océano son bastante impresionantes para lo que estamos acostumbrados a ver en Miami Beach. 


Viernes 23 de octubre 
Sergio se ha ido de nuevo al restaurante a demostrar lo que sabe hacer. Yo sigo con las clases y esta noche, reservaré los billetes para ir a Key West, el punto más al sur de Florida y de todos los Estados Unidos, a tan solamente 90 millas de Cuba. 


Sábado 24 de octubre 

Nos recoge el autobús a las 6:30 de la mañana. Es un viaje bastante largo pues llegamos al destino final sobre las doce del mediodía, habiendo pasado antes por toda la cadena de cayos: Key Largo, Key Marathon, Big Pine, y muchas más, pudiendo admirar por un lado el mar del Caribe y por el otro el Golfo de México, pasando por el 7 miles bridge, viendo también el puente en el que se rodó la parte en la que la limusina se cae al agua en “True Lies”,... 

Habíamos previsto un tour en el barco con fondo de cristal pero se cancela pues, al parecer, las condiciones del mar no permiten ver correctamente la barrera de coral. Así que decidimos recoger la isla caminando, y así pues pasamos por los sitios más emblemáticos: Mel Fisher Maritime Museum, la Little White House, donde Truman venía a pasar vacaciones, la casa de Hemingway, el Faro, el punto más al sur de Estados Unidos, y Mallory Square. De camino nos topamos con una especie de mercadillo donde también venden comida de todas partes y bebidas a tomar en una piña o en un coco, con el Hard Rock Café, donde también hay cositas de MJ, con una exposición de dibujos de MJ, y con gente que está preparándose para el Fantasy Fest de la semana que viene. Se trata de un festival donde algunos se disfrazan y otros optan por pintarse el cuerpo y no llevar nada o casi nada... 

En fin, después de más de cinco horas recorriendo la isla, toca descansar un poco así que nos acercamos al punto de recogida del autobús y nos sentamos en una terraza a probar la Key Lime Pie, el postre típico de esta zona. Es indudablemente un sitio al que tengo que volver varios días para disfrutar de actividades como el snorkelling, el jet ski y para ver la puesta de sol. 





Domingo 25 de octubre 

Fin de semana cargadito pues hoy nos recoge el autobús a las 6 de la mañana dirección Orlando. Dado que sólo estaremos un día y que Sergio ni siquiera ha ido a Disneyland Paris, hemos optado por el parque Magic Kingdom. Éste parque precisamente es bastante parecido al de Paris, con atracciones iguales o muy parecidas (aunque tan sólo nos hemos montado en dos o tres, pues la atracción principal es el parque y su magia) - sabía hasta moverme por allí sin plano pues recordaba el de París y el diseño se parece mucho. Eso si, para llegar, hemos tenido que coger el monorail, viendo de paso de lejos la cantidad de otros parques (también de Disney) que hay alrededor. Sergio ya no sabía por donde tenía que hacer fotos. 



También tenemos la oportunidad de asistir a tres espectáculos, entre ellos el desfile principal por Main Street y la entrega oficial de la bandera estadounidense a un trabajador voluntario del parque. 


Lunes 26 de octubre 
Paseo matutino en la playa, con un océano bastante movido, antes de ir a clase. 


Lunes 2 de noviembre 
Veo ahora que he estado una semana sin escribir, así que iré resumiendo. Esta semana ha sido intensa, aunque Sergio ya no haya tenido realmente entrevistas. La respuesta del pasado lunes no era la que esperábamos pero como siempre digo, será por algo. Eso si, ambos sabemos que Miami es una de nuestras primeras opciones, quizás incluso la primera, para venir a instalarnos... cuando podamos... 

El martes pasado aprovechamos el buen tiempo para bajar caminando hasta South Pointe Pier, coger un autobús, bajar en Surfside (al norte de Miami Beach) e ir caminando de nuevo hacia el hotel. Muchos kilómetros recorridos en una tarde pero también, muchas cosas vistas. 



El jueves por la tarde, fuimos a la famosa Calle Ocho de Little Havana para que Sergio pudiera disfrutar del típico Cuban Sandwich y del posterior helado artesanal. 

El viernes 30 es uno de esos días que se me quedará grabado en la memoria mucho tiempo. Por la tarde, la escuela celebraba Halloween, así que no tuvimos clase pero si estuvimos en la planta baja, muchos disfrazados - profes incluidos - para disfrutar de las tradicionales actividades en ese día: jugar a bolos con calabazas, “escultura” de calabazas, coger manzanas con la boca, beber ponche verdoso,... Una tarde divertida y entretenida. 

Por la noche, nos apuntamos a la Boat Party y, aunque la música dejaba mucho que desear para mi gusto, nos lo pasamos bien disfrutando de las vistas de Miami Downtown por la noche desde el barco y haciendo fotos. 


El sábado 31, decidimos alquilar un coche y fuimos a Key Biscayne (muy recomendable) y Wynwood - allí nos pasamos no sé cuántas horas buscando un retrato de Michael Jackson que pensaba haber visto el primer día que llegué pero que nunca conseguimos encontrar. 




Por la noche, como la tradición manda, fuimos a dar una vuelta a Lincoln Road para ver la gente disfrazada... para hacer una vez en la vida (¡¡pero sólo una!!). Había tanta gente que nos quedamos apenas dos horas por allí y decidimos volver por calles menos abarrotadas. 

Domingo de todos los Santos tranquilo, dando una última vuelta (para Sergio) por Ocean Drive y Lincoln Road. Hoy, lunes 2 de noviembre, está a esta hora en el avión de regreso a Barcelona mientras yo intento disfrutar de cada minuto que me queda en este país que siento como mi casa, mi verdadero hogar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario de carácter insultante será eliminado sin previo aviso. Todas las opiniones son bienvenidas en este blog. Sólo se pide formalidad y respeto a la hora de expresarse.

Any kind of insulting comment will be removed without previous notice. All opinions are welcome, we only ask for respect when writing.