lunes, 28 de agosto de 2017

Motete, cafetería cultural en Quibdó

Tal y como lo comenté en anteriores publicaciones, aunque Quibdó sea la capital de la región del Chocó (Colombia), es bastante pequeña y poco hay que hacer en general, y a nivel cultural, aún menos (de momento, no hay ni sala de cine de hecho).

Sin embargo, a las pocas semanas de llegar, mi compañero halló una cafetería cultural y me la hizo descubrir. Poco a poco, fui hablando con los dueños, Velia y Roger, y aprendiendo más sobre su creación, así como sobre todas las actividades que allí se llevan a cabo.

Ubicado en el barrio Roma, cerca de la catedral, Motete es un lugar de paso obligado para todos los amantes de la lectura y de la cultura, que abrió en febrero de este año.


¿Qué es un motete

Un motete es una cesta o una canasta, tejido con mimbres, juncos, espartos u otras plantas, que suele contar con un asa central para facilitar su manejo, en el cual se suele usar para transportar comida.




Historia de Motete 
Velia y Roger vivieron 15 años en Medellín (Antioquia). Velia tenía un trabajo que no acababa de satisfacerla del todo. Además le diagnosticaron una enfermedad y uno de sus amigos sufrió dos paros cardiacos. Al visitar a éste en el hospital, le vio tranquilo, pues él había hecho todo lo que quería en su vida. Esta visita le hizo replantearse su vida y tomar la decisión de dejar el trabajo. Se lo comentó a Roger, su esposo, y un par de semanas más tarde, ella estaba en Bahia Solano, en la costa pacifica chocoana. Roger en cambio se quedaría en Medellín más tiempo.


En Bahía Solano, abrió un negocio de juegos infantiles. Allí estaba feliz, pues cada día podía dar largos paseo por la playa, a orillas del mar, otra de sus pasiones. Poco después, le propusieron participar en un proyecto que la hizo viajar por todo el departamento. Sin embargo, al regresar a Medellín para visitar a su esposo, le diagnosticaron una celulitis que le impedía caminar por el agua. Así, a su gran pesar, tenía que dejar Bahía Solano. Por esta razón, en noviembre 2015, decidió instalarse en Quibdó, donde podía seguir con el mismo proyecto.

Una vez instalada en la capital chocoana, Roger le mandó el resto de sus cosas que todavía seguían en Medellín. La primera caja que abrió contenía todos sus libros, y uno en particular titulado Dime qué lees y te diré quién eres (Federico García Lorca), donde se describe lo necesaria que es la cultura en los pueblos. Al ver este libro, que tantos recuerdos le traían, Velia pensó en que quería llenar su motete de comida para el alma: libros y cultura, pues para que uno pueda elegir por si solo, hace falta tener un pensamiento crítico, el cual se adquiere leyendo.


Llenó su motete de libros y empezó a ir por las calles de Quibdó leyendo a los niños. Poco después, en Semana Santa de 2016, realizó un taller en el Banco de la República. Siguió leyendo y leyendo para los niños en distintos barrios de la capital, hasta que tomó la decisión de crear un club de lectura para niños, así como un club para mujeres. Buscó un espacio donde llevar a cabo estos clubes hasta que la Universidad le concedió uno el 25 de junio de 2016. Mientras tanto, el Banco de la República le pidió orientar a maestros.

Poco después Velia ganó una beca en escritura creativa de literatura para niños.

Cuando volvió a encontrarse con su esposo, éste la vio tan feliz que le preguntó por qué no abría un negocio entorno a la difusión de la cultura. En noviembre, ella renunció a su empleo para empezar a trabajar más en serio sobre ese proyecto de cafeteria cultural que llevaba ya tiempo rondando en su cabeza. En enero de 2017, encontraron el local donde desarrollar la actividad y en febrero abrían al público.

En la actualidad

Motete sigue apostando por la cultura para brindarles un mejor futuro a todo el que quiera, así como por la gastronomía con un segundo local que abrió hace poco en la 24 con la tercera.

En el local del barrio de Roma, además de retomar los clubes de lectura, organizan más actividades culturales como teatro, música, exposiciones de fotos, baile, presentación de libros y tienen prevista alguna exposición de pintura. También se proyectan películas y se hacen ciclos de cinema, se lleva a cabo la “hora del cuento” así como talleres de lectura en voz alta para niños, se prestan libros, y se siguen realizando lecturas itinerantes. 


pruebas de sonido antes de un concierto por la noche

Regularmente se organizan Mingas de Saberes, es decir espacios de conversación sobre temas muy variados. De los últimos destacaremos una minga sobre la herencia africana en el lenguaje local, otra sobre arquitectura para no arquitectos. Actualmente tienen activos 8 clubes de lectura en todo Quibdó, donde atienden a unos 270 niños. Preven abrir otro club de mujeres y siguen con la formación a maestros.

¡Esto no es todo!
En Motete uno también puede disfrutar de gastronomía local, disfrutando de un magnífico sanduche, acompañado de un jugo natural fresco, elaborado con las frutas de la región.




¿Cómo ayudar a hacer crecer este proyecto tranquilo, sin excesos y lleno de amor? 


Aparte de ir y disfrutar de un momento de tranquilidad en Motete o de las diferentes actividades organizadas en el local, también existe la Motetienda, donde puede adquirir productos artesanales de la región.






Motete también ha abierto una campaña de crowdfunding para seguir desarrollando los clubes de lectura a niños. Por cada 100.000 pesos colombianos (aproximadamente 35 dólares), se garantiza el club de lectura a un niño durante 3 meses:


Para ayudar, haga click en el siguiente enlace: https://www.generosity.com/education-fundraising/motete


Espero que les haya gustado este artículo sobre uno de mis sitios favoritos en Quibdó. Les invito a compartirlo para que pueda llegar a un máximo de gente y que así, juntos, podamos seguir aportando cultura a los niños que más lo necesitan.


Redes Sociales
Facebook: @nuestromotete
Instagram: @nuestromotete
Youtube
E-mail: nuestromotete@gmail.com
Dirección: Carrera 2 # 26 a 29. Barrio Roma - Quibdó


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario de carácter insultante será eliminado sin previo aviso. Todas las opiniones son bienvenidas en este blog. Sólo se pide formalidad y respeto a la hora de expresarse.

Any kind of insulting comment will be removed without previous notice. All opinions are welcome, we only ask for respect when writing.